La reforma laboral no es suficiente

Ayer escribí una carta a un periódico local para difundir mi malestar en lo relativo a un conflicto laboral en el que se ha visto salpicada mi comunidad de vecinos.

El pasado diciembre nuestra comunidad de vecinos decidió prescindir de los servicios de la empresa de limpieza contratada porque, tras numerosos avisos sobre la deficiencia de su trabajo, el inmueble sigue sin ser mantenido como es debido. Sin embargo, lo que a priori parecía un cambio de proveedor sin consecuencias ha derivado en varios miles de euros que deben ser abonados por la comunidad en concepto de indemnización a los trabajadores que han venido prestando de manera deficiente sus servicios. Fuimos informados de que en el artículo 29 del Convenio colectivo de Limpieza de Edificios y Locales de la Provincia de Zaragoza se establece que “al término de la concesión de una contrata de limpieza, la nueva adjudicataria deberá hacerse cargo de todos los trabajadores de la anterior concesionaria del servicio que lleven prestando servicio en el centro más de cuatro meses”. Asimismo, la nueva empresa nos indicó que no puede hacer frente a la indemnización que corresponde a esos trabajadores que han prestado un mal servicio y que el objetivo del cambio era, precisamente, prescindir de esos trabajadores. Tras evaluar la situación con el administrador, se decidió que la comunidad asumiese los gastos derivados de este cambio de contrata para evitar asumir el riesgo de un juicio en el que con toda probabilidad se hubiese condenado a la comunidad a hacerse cargo de estos gastos. Parece una situación ilógica, pero nuestra normativa está diseñada para proteger a unos cuantos “privilegiados” y castigar a los demás. ¿Por qué se protege con tanto ahínco a estos trabajadores inoperantes? Estoy convencido de que yo no dispondré de las mismas garantías si mañana mi empresa decide prescindir de mis servicios por quejas reitaradas de los clientes en los que trabajo. Y me consta que en la nueva reforma laboral no hay cabida para la regulación de esta clase de injusticias.

Lo cierto es que, con reforma laboral o sin ella, hay convenios y normativas locales que siguen creando un marco sobreprotector para ciertos coletivos de trabajadores.

2 comentarios en “La reforma laboral no es suficiente

  1. Y su no contratas a otra empresa, y decides hacerlo tú mismo, ¿también tendrías que pagar?

    Y ¿qué relación tiene tu comunidad de vecinos con el convenio colectivo de estos empleados con su empresa?

  2. Lo cierto es que parece un sinsentido, pero es así: no hay escapatoria. Por lo visto, hay jurisprudencia basada en diferentes sentencias que “obliga” a la comunidad de propietarios a hacerse cargo de estos gastos. Tenemos copia de esas sentencias y no merece la pena ir a juicio, ya que perderíamos y también deberíamos abonar los costes judiciales. Lo que decía, mucha fachada de reforma laboral agresiva y poco sentido común en su aplicación local.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s